876 280 688 agencia@almozara.com

Cada vez más consumidores consultan en la etiqueta, además del precio o las cualidades nutricionales, el origen del alimento como garantía de calidad, seguridad y sostenibilidad medioambiental y social

El ecosistema agroalimentario aragonés ha estado a la altura abasteciendo a toda la población, durante las circunstancias más adversas, con alimentos seguros, saludables, sostenibles y sabrosos.

La esencialidad del sector, más evidente que nunca, ha incrementado el reconocimiento de un consumidor que valora, cada vez más, el origen de los alimentos como factor diferenciador. No se trata de un mero criterio chovinista ―Aragón no peca precisamente de eso―, se trata más bien de un consumo más consciente que tiene en cuenta atributos como la frescura, la autenticidad y el trabajo bien hecho.

La proximidad permite que los alimentos lleguen del campo a la mesa en un breve espacio de tiempo, favoreciendo que se consuman frescos y en su momento óptimo, pero también la reducción de la huella de carbono en su transporte, ya que los trayectos que recorren son mínimos. Pero, además, consumir productos de cercanía significa contribuir al impulso de la economía aragonesa ―en la que el agroalimentario es el segundo sector industrial―, fijando población en el medio rural, vertebrando el territorio y manteniendo nuestros pueblos vivos y dinámicos.

La despensa de Aragón es vasta ―con una producción capaz de abastecer a más de diez millones de personas― y muy variada, abarcando desde los básicos de la cesta de la compra ―frutas, verduras, carnes, leche, huevos, cereales y sus derivados―, hasta productos gourmet únicos como la trufa, el azafrán e incluso el caviar… un amplio abanico de posibilidades disponible en nuestros mercados, pequeñas tiendas, supermercados y en un comercio online cada vez más presente.

Para favorecer este canal de venta directo y sin intermediarios, la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón, el Clúster de Alimentación de Aragón y Cooperativas Agroalimentarias de Aragón han puesto en marcha www.compartearagon.es, una tienda online con más de 100 referencias que, además, enlaza con 90 tiendas online de empresas aragonesas de alimentación y bebidas que comercializan directamente sus productos a través de canales digitales.

Territorio calidad

Dos de las máximas figuras de protección de los alimentos existentes en la Unión Europea ―Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP)― vinculan la procedencia del alimento con exigentes parámetros de calidad. Aragón, no solo cuenta con 20 denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, sino que, además, ha sido pionero en la obtención de varias de estas certificaciones: El “Ternasco de Aragón” fue la primera carne fresca reconocida con una IGP y la del “Jamón de Teruel” fue la primera DOP de jamón de España.

Solo un melocotón en todo el país, el “Melocotón de Calanda”, está protegido con DOP y lo mismo ocurre con la cebolla dulce, siendo la “Cebolla Fuentes de Ebro”, la única distinguida con este sello en todo el territorio nacional.

Todas las zonas vitivinícolas aragonesas están amparadas por alguna figura de calidad: “Calatayud”, “Campo de Borja”, “Cariñena” y “Somontano” y “Aylés” con DOP; los Vinos de la Tierra “Valle del Cinca”, “Valdejalón, “Ribera del Jiloca”, “Ribera del Gállego-Cinco Villas” y “Bajo Aragón”, con IGP, a las que hay que sumar “Ribera del Queiles”, con carácter supraautonómico.  También los espumosos aragoneses, elaborados en Ainzón, Cariñena y una bodega en Calatayud como excepción, comparten la DOP “Cava” con otras comunidades autónomas.

Otras indicaciones geográficas protegidas presentes en Aragón que trascienden las fronteras autonómicas son la IGP “Espárrago de Navarra” ―con producción en las provincias de Huesca y Zaragoza― y la IGP “Carne de Ávila”, con carnes protegidas en las sierras de Albarracín y El Maestrazgo. Además, la veterana DOP “Aceite del Bajo Aragón” y la DOP “Aceite Sierra del Moncayo”, reconocida como DOP desde el año 2013 y presentada en Magallón el pasado diciembre, amparan los aceites de oliva virgen extra que se elaboran en almazaras zaragozanas y turolenses.

Otra figura de calidad europea, al mismo nivel que DOP e IGP, es la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), que garantiza la tradición en la elaboración del “Jamón Serrano”.

A estas figuras de calidad diferenciada hay que sumar: la marca de garantía del Gobierno de Aragón “C´alial” que garantiza la calidad de más de 40 de productos, entre los cuales está la borraja o la longaniza; la marca “Artesanía Alimentaria de Aragón”, que identifica productos elaborados gracias a las pequeñas producciones y a la intervención personal del artesano; la marca de garantía “Producción Integrada”, que garantiza la producción agrícola sostenible de alimentos de alta calidad y la “Producción Ecológica”, que avala que los alimentos que lo lucen han sido obtenidos respetando el medio ambiente y sin usar ningún tipo de producto químico de síntesis.

La nobleza de nuestros alimentos, un secreto a voces

En los últimos meses, un impactante spot de Alimentos de Aragón nos ha sorprendido en mitad de un programa emitido en prime time, en uno de los canales generalistas de televisión de emisión nacional.

También hemos visto proliferar un logo ― “A” elevado a la potencia “n”― en Alcampo, Carrefour, Eroski, Grupo El Corte Inglés, Supermercados Alto Aragón, Alimentación 7, Makro, Super Cash Vimar y Lidle. Estas son solo algunas de las muchas acciones que incluye el “Plan Extraordinario de Promoción Nacional Agroalimentaria de Aragón y de sus alimentos” que, en torno a una idea, “Aragón, alimentos nobles”, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente puso en marcha en el mes de septiembre con el objetivo de aumentar el reconocimiento de Aragón como gran productor, apoyando así el desarrollo del sector.

El plan destaca el origen Aragón como elemento diferenciador, basándose en una característica tradicionalmente atribuida a la población aragonesa: la nobleza. Una virtud que se transmite a los alimentos de Aragón y que, además, habla de algo esencial: la seguridad y la confianza en un alimento fiable, sano y con la mejor calidad y sabor: “Lo que ves es”.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies