876 280 688 agencia@almozara.com

Volver a conectar a los más pequeños con el origen de los alimentos y con sus ciclos naturales. Promoviendo entre ellos una dieta rica en vegetales locales, a la vez que disfrutan de ejercicio físico al aire libre. Estos son solo algunos de los beneficios de los huertos escolares.

En primer lugar, uno de los objetivos principales del Comisionado para la Infancia del Gobierno de Aragón, es promover entre los niños y adolescentes unos hábitos saludables en el ámbito alimenticio.

Por consiguiente, se fomenta la dieta mediterránea y el ejercicio físico al aire libre. En este caso aprovechando la riqueza de la despensa aragonesa. Los huertos escolares reúnen todas las condiciones para avanzar hacia ese objetivo.

En 1983 nació el primer huerto escolar de Zaragoza: el huerto del Colegio de La Paz. Surgió como un proyecto colectivo en el que desarrollo con gente de distintas edades, oficios y mentalidades.

En la actualidad, están ubicados en los patios de recreo, conformando una red de alrededor de 140 huertos. Todos ellos comprometidos con el cultivo ecológico y el ahorro de agua. Están coordinados y apoyados por el Servicio de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

Por lo tanto, estos espacios constituyen un aprendizaje multidisciplinar en los que la comunidad educativa tiene un papel muy relevante.

Los huertos escolares se extienden por toda la comunidad autónoma de Aragón. Y cuentan con el apoyo del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, representando una herramienta de educación transversal en la que confluyen varias disciplinas.

Algunos de estos han conseguido incluso reconocimiento nacional, como el colegio de Olba, CRA Javalambre. Consiguió el premio Huertos Educativos Ecológicos, de la Fundación Triodos, en la campaña 2016-2017.

También Pon Aragón en tu mesa, programa de cooperación de los grupos de desarrollo rural, lleva trabajando en los huertos escolares casi una década en más de 80 escuelas del medio rural aragonés. Para ello ha contado con la participación de más de 10.000 escolares.

A finales del año 2020, viendo la buena aceptación de esta acción, Pon Aragón en tu mesa, editó una guía didáctica. En ella se recogían las buenas prácticas e ideas que se fueron acumulando con las aportaciones de todos los participantes.

Todo esto se a conseguido a lo largo de los años gracias a los dinamizadores y la colaboración de la Red de Semillas de Aragón.

El objetivo de este proyecto es que los centros escolares, puedan seguir desarrollando esta actividad, de manera autónoma.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies