Como en años anteriores, el restaurante Gayarre ha vuelto a celebrar la entrada al verano con gran éxito, en sus jardines y con unos menús seleccionados. Los jueves del mes de julio, en los jardines del restaurante más chic de Zaragoza, se encuentra la alta cocina con su público habitual. Es uno de los lugares de la ciudad con ese encanto especial, con buena cocina y que, además, en estas celebraciones, da juego para la música y el baile, de la mano de los profesionales afines a este establecimiento.

Ya el recibimiento sorprende, un photocall y un Martini fiero con tónica y como acompañamiento, una gilda y una brocheta fría de cecina con huevo de codorniz. Durante las dos primeras horas, sentados en cómodas sillas del propio jardín, combinamos las excelentes tapas con la tertulia y con la música del saxofón, acompañados con una copa de champán o alguno de los vinos seleccionados —chardonnay fermentado en barrica de Viñas del Vero—.

Nos sorprenden ocasionalmente las demostraciones de baile a cargo de La Tribu Dance. A continuación (ya en el interior,) una interpretación de lubina a la andaluza y unas chuletitas de agnei ibérico darán por concluido este amplio menú y para finalizar, unos postres —frisel y panettone— de elaboración propia que deleitan el último momento gastronómico para dar paso al gin-tonic definitivo. Enhorabuena a todo el equipo Gayarre que, una vez más, nos acredita su alta calidad de cocina y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies