El Gastrónomo Zaragozano se suma a la iniciativa de la Academia Aragonesa de Gastronomía, invitando a los lectores a colaborar en la elección de ese «icono y símbolo de nuestra gastronomía» que identifique nuestra cocina, dentro y fuera de nuestras fronteras

Envíe su propuesta de
LA RECETA MÁS REPRESENTATIVA
DE LA COCINA ARAGONESA
a:
recetas@el-gastronomo.com

Todos los participantes tendrán un regalo:
un libro editado por ALMOZARA

Los productos típicamente aragoneses, avalados en su mayoría por figuras de calidad diferenciada, cuentan con amplio reconocimiento en su tierra. Así, Borraja C´Alial, Ternasco de Aragón IGP, Melocotón de Calanda DOP, Cebolla Fuentes de Ebro DOP, Jamón de Teruel DOP, etc. son apreciados y ampliamente consumidos tanto en cocinas privadas como públicas.

En los establecimientos hosteleros de la comunidad autónoma cada vez es más común encontrar ingredientes con “nombres y apellidos” que reivindican un origen y una forma de trabajar. Sin embargo, no ocurre lo mismo con las recetas que definen la gastronomía aragonesa tradicional, elaboraciones a menudo tan sencillas como eficaces, que haciendo de la necesidad virtud, convierten humildes insumos en ingeniosas preparaciones henchidas de historia.

Un cocinero de origen argentino afincado en Zaragoza se sorprendía de que, mientras en los restaurantes de la ciudad era posible encontrar borraja en todas las texturas posibles, cocinada de las formas más insospechadas y combinada con los ingredientes más dispares, era imposible, por ejemplo, hallar unos Huevos tontos de Fuendejalón y no digamos ya un Recao de Binéfar.

El recetario aragonés, ampliamente documentado por autores como Ruperto de Nola, Juan Altamiras, Teodoro Bardají, Antonio Beltrán, etc., es tan rico como su despensa, por eso, desde El Gastrónomo Zaragozano, nos sumamos con gusto a la Academia Aragonesa de Gastronomía, en su búsqueda y reivindicación del buque insignia del recetario tradicional de la región y queremos hacerles partícipes a ustedes, nuestros lectores.

Para ello, abrimos aquí y ahora un proceso, que esperamos sea participativo y colaborativo, que contribuya, en la medida de lo posible, al noble objetivo de la academia: posicionar la gastronomía aragonesa en el lugar que merece.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies