876 280 688 agencia@almozara.com

Una cerveza elaborada con trigo duro Dorondón, e inspirada en la tradición belga

Ambar presenta Ambar Trigal, una cerveza de temporada elaborada con trigo duro, de la variedad Dorondón, cultivada en el desierto de Los Monegros.  Un cereal que, acompañado por dos variedades de lúpulos (Cascade y Mittelfrüh) y la sutileza aromática de la madera de sabina, da como resultado una cerveza excepcional, compleja en nariz y con un toque de acidez natural.

Así, el desierto de los Monegros y su característico monte bajo inspira esta inusual cerveza de trigo, donde el aroma de sus paisajes vuela sobre un fondo austero de cereal. La duodécima de la colección Ambiciosas es, como sus predecesoras, fruto de la combinación de la tradición cervecera con las técnicas de elaboración más innovadoras.

La propuesta de maridaje de esta cerveza mira también hacia el desierto. Como el árido páramo, Ambar Trigal es una cerveza que admite grandes contrastes térmicos, siendo una opción versátil en la mesa. Luce especialmente con platos contundentes como el arroz con cordero a la miel y hierbas aromáticas, el bacalao desmigado o incluso, el arroz con leche. Pero quizá la opción con la que más nos gusta es un plato típico de la gastronomía monegrina, el conejo escabechado.

Ambiciosas Ambar

Este lanzamiento se une a la colección Ambiciosas de Ambar junto a Ambar 10, Ambar Picante, Ambar Centeno, Ambar Roja, Ambar Avena, Ambar Caerá Esta Breva, Ambar Super Super Ale,  Ambar Monte Perdido, Ambar MariCastaña,  Ambar Imperial Citrus y Ambar Terrae.

Ambiciosas Ambar es la colección de cervezas más independientes de Ambar. Son la interpretación más personal de su maestro cervecero, elaboradas con los mejores ingredientes. Una tradición cervecera y saber hacer que desde 1900 nos permite seguir innovando y experimentando en cada una de nuestras recetas.

Pequeñas producciones que nacen de la ilusión por conservar nuestro saber hacer centenario. Composiciones creativas, arriesgadas y de carácter temporal, elaboradas con los mejores ingredientes, disponibles también a través del e-commerce en la web www.ambar.com.

Una cerveza única

Tres características hacen de Ambar Trigal una cerveza original y
versátil, tanto en la cata como en el maridaje. Oscilante: los fuertes cambios climatológicos de las tierras áridas inspiran el amplio rango de temperaturas de degustación, ofreciendo múltiples matices de sabor.

Genuina: Arropa bien a los platos que permiten andar largas horas por el desierto, como el arroz con cordero a la miel y hierbas aromáticas,
el bacalao desmigado o el arroz con leche.
De contrastes: la combinación entre tradición e innovación aportada
por sus ingredientes y su origen la dotan de una complejidad aromática imprescindible para paladares exigentes.
Ambar Trigal se presenta en botella de 33 cl, presenta una graduación
alcohólica de 6.0 % vol. y tiene un PVPR de 2,10 €

Ambar Trigal, según su maestro cervecero

Antonio Fumanal, maestro cervecero de Ambar y autor de las Ambiciosas, define su última creación ―Ambar Trigal― como una cerveza nacida de los extremos: «El desierto es tierra de calor, de frío; tierra de sequedad, de gran tormenta, de ventisca… en esos extremos nace Ambar Trigal. Buscamos llevar todo hacia el límite, porque es en el límite, en los extremos, donde está la creatividad, donde aparecen las nuevas sensaciones, los nuevos sabores y también, donde el cerebro, el conocimiento y la curiosidad tienen que dar lo mejor de sí mismos para poder sobrevivir».

El maestro se refiere al desierto como un sitio para vivir, pero también como un sitio de paso, de comercio, de aromas y sensaciones, donde hay que tirar de la naturaleza y de su potencial para conseguir la cerveza se quiere: «Hay curiosidad científica en esta cerveza, pero también adaptación a un ecosistema duro y extremo como es el desierto».

Inspirada en el desierto, pero también en el trabajo de esos maestros cerveceros belgas que han intentado buscar matices nuevos, Ambar Tirgal está elaborada con malta de cerveza, malta de trigo, trigo duro Dorondón y lúpulo, «mucho, pero no demasiado, y muy aromático». Otro elemento presente que, aunque no está presente en la cerveza, ha estado en contacto con ella, es la madera de sabina, que, dice Fumanal,  «termina de aunar y dar los toques venidos del desierto».

Dorondón es la niebla helada, cristales brillantes que dan idea de que la noche ha sido fría, pero muy bonita, es la belleza que deja la niebla tras su paso, pero también es el nombre de una variedad de trigo «desarrollada por genetistas aragoneses, adaptando los nuevos descubrimientos de genética del trigo duro a lo duro que es el desierto».

Los lactobacilos naturales del trigo duro ―explica el maestro cervecero―, trabajan durante la cocción bajando el pH, acidificando el medio y aportando texturas y esas sensaciones se disfrutan desde el primer trago, mejorando la frescura, redondeando la cerveza y dándole una textura muy interesante.

Con estas características, Ambar Trigal es una cerveza de maridajes extremos, perfecta para acompañar la cocina contundente del desierto: «Con un buen guiso profundo de liebre, con unas buenas verduras…» y también la de subsistencia que obliga a conservar lo poco que hay: «unos buenos chorizos, unas tortetas, unas morcillas, unas olivas, unos vinagrillos… Es una cerveza para llegar a los extremos».

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies