876 280 688 agencia@almozara.com
Seleccionar página

En un radio de 2 km del centro de Zaragoza, una auténtica Pub Crawl de la coctelería se ha hecho un hueco, gracias a la dedicación, pasión, conocimiento, cuidado del detalle y buen servicio del Grupo Umalas

La buena coctelería tiene parada en Zaragoza y no solo parada, la ciudad ahora es también destino y cierta culpa la tienen los chicos y, cada vez más chicas, del Grupo Umalas. En la calle Las Vírgenes, el establecimiento que da nombre al grupo, lleva más de seis años sorprendiendo y cautivando a los paladares más exquisitos, tanto de aquellos a los que les encanta probar e innovar, como de esos amigos de la vieja escuela. Su rompedora atmósfera no impide que en su barra se preparen los grandes clásicos, pero el personal de Umalas también se atreve a versionarlos, a hacerlos suyos, en un paso intermedio hacia sus cócteles de autor.

Los favoritos permanecen con el paso de los años, pero la carta evoluciona, el laboratorio y la mente de los de Umalas no descansa. Su filosofía no reside únicamente en el buen sabor o en la calidad de sus productos, sino también en el buen maridaje con el ambiente desenfadado, con la música, con sus atrevidas presentaciones —reinas de las redes sociales—, con las performances que tienen lugar tras la barra, etc. Así se consigue que bartender, cóctel y cliente sigan una misma línea.

Muy cerca, en la plaza Santa Cruz, se encuentra el Viejo Negroni, cuyo nombre ya evidencia lo que se puede tomar allí. Se trata de un restaurante en el que, además, se pueden degustar diferentes versiones de este clásico italiano de moda. Su extensa gama de vermús, bitters y ginebras descansan en sus paredes para que el resultado de este sea el perfecto acompañante de su comida casera, mediterránea con influencia criolla y productos de temporada.

Entre ambos se encuentra Chilimango, el más canalla y travieso del grupo. Sus tragos y espirituosos tienen su propio sello de identidad. Aquí la coctelería sale a bailar siguiendo el ritmo que marca el Dj. Es un bar obsesionado con la renovación constante de su carta, en la que se ofrecen mezclas atrevidas como su Margarita Chilimango, la Pócima del Funk, o su versión radical del Zombie, “no más de dos por noche” dicen las malas lenguas que han probado la sección de la carta “bravos y especiados”.

El más joven del grupo es Coconut, en la Plaza de Los Sitios. Aquí no solo se venera a los héroes zaragozanos, también a la coctelería, un arte clásico y a la par vanguardista. Pero en Coconut, de amplio horario, también se cuida y se mima el café bien servido y el vermú. Por ello tienen todo lo necesario para ofrecer un Spritz, un Negroni o un Boulevardier, para los que quieran hacerle un guiño al bourbon. ¡Bang! Cambia la música, el botellero se ilumina, son las 16:00. El bartender llega con su maletín y su sonrisa intacta. En la barra descansa una carta de cócteles, herencia directa de Umalas y Chilimango, aunque eso no quita para que sean sus propias creaciones las que abanderen el proyecto.

Todo esto es lo que han sabido agitar, remover, enfriar y servir los muchachos del Grupo Umalas.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies